10 consejos para reducir el estrés felino

Publicado por en Ene 29, 2014 en Gatos | 0 cometarios

El estrés felino es un problema que se presenta en un porcentaje elevado de los gatos que viven en el interior (in-door). Su presencia puede provocar diversos problemas, los más frecuentes de tipo urinario,  Cistitis Idiopática Felina (CIF), que se caracterizan por animales que tienen dificultades en la micción, dolor, hematuria (orina con sangre) y que puede desembocar en una obstrucción urinaria que se considera grave y de resolución urgente. Además, algunos dejan de comer y ese hecho desencadena una de las enfermedades hepáticas más graves, la lipidosis hepática, una enfermedad que puede resultar fatal y que tiene un tratamiento insidioso. En aras de evitar, sobre todo los problemas urinarios aquí van 10 consejos que pueden reducir el estrés felino.

El estrés felino puede estar provocado por distintos factores, desde luego, hay que entenderlo como felino y no humano porque puede parecernos que nuestro gato es feliz, como una perdiz, porque duerme todo el día en el sofá y está muy cómodo pero eso de estar descansando es antiestrés humano, no de los gatos. Un nuevo miembro en la familia (ya sea un bebé, una persona o un nuevo animal), cambios en el mobiliario del hogar, un cambio de estación brusco, cambio en nuestros horarios que nos hagan estar menos en casa y un largo etcétera que en definitiva modifican su ambiente son razones más que suficientes para aumentar el nivel de estrés en el gato.

1.- Proporciona lugares elevados y zonas privadas, así en caso de estrés podrán guarecerse y sentir que han eliminado la causa de estrés. Van muy bien cajas de cartón o túneles, así como dejarles sitio en alguna estantería de la casa.

2.- Si tienes un gato con estrés en casa, deberemos proporcionarle un refugio donde se sienta seguro.

3.- La bandeja sanitaria debe siempre estar limpia y debe ser lo suficientemente grande, al menos 1,5 veces la longitud del gato. Si tienes más de un gato en casa, recuerda que la teoría dice que debemos tener 1 bandeja más que gatos tengamos. Es decir, tres gatos = cuatro bandejas. A veces por cuestión de espacio esto es difícil pero al menos pon dos.

4.- La bandeja debe estar en un lugar tranquilo, alejado de ruidos (no la pongas al lado de la lavadora o en sitios de paso) y nunca al lado del comedero.

5.- Al igual que en los perros, el refuerzo positivo ayuda así que, no lo castigues, ni le grites cuando haga alguna cosa mal. Busca el porqué del comportamiento anormal.

6.- Los rascadores son básicos, el acto de rascar les hace liberar feromonas y estas le harán sentir feliz. Puedes recurrir a las feromonas comerciales (Feliway), a veces, dan muy buen resultado.

7.- Evita la obesidad y mantenle en forma. Juega con el, hazle correr y vigila su peso. La obesidad promueve el sedentarismo y el aburrimiento y con ello, el estrés.

8.- Crea una zona de juegos con juguetes para mantenerlo activo.

9.- Los gatos que viven en interior puede aburrirse, déjale que mire lo que pasa en el exterior, si tienes una pequeña terraza, déjalo ir fuera. El sentirse libres les ayuda a disminuir su sensación de estrés.

10.- Si tienes más de un gato recuerda que haya suficientes comederos y bebederos y que están repartidos por la casa, sobre todo estos últimos. Habrás de crear refugios y lugares seguros para todos y no olvides lo de las bandejas sanitarias.

 

Y hasta aquí 10 consejos para reducir el estrés felino, consejos sencillos y que no requieren demasiado esfuerzo y que harán de nuestros gatos individuos más felices y que además, nos servirán para evitar enfermedades con la CIF que tan insidiosas resultan. Un gato feliz es un gato más sano.

Imágenes | Dennis MurphyKroo2u, Moyan Bren, Merirous Blyton

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *